Los trámites que puedes hacer teniendo tu RFC

Este tipo de trámite de tu RFC (Registro Federal de Contribuyentes); deben tenerlos en su poder toda persona física (natural) a partir de los 18 años de edad.

También es un requisito indispensable para todas las personas morales  (Empresarios), en México.

Los trámites que puedes hacer teniendo tu RFC

En el caso de personas Naturales para solicitar el RFC; solo será necesario que tenga a mano el CURP (Clave única de Registro de Población). Y en el caso de los Morales el registro de la empresa.

¿Para qué trámites de persona Física nos es útil tener RFC?

Dentro de sus utilidades de poseer RFC tenemos:

Poder tener empleo formal y que tu empleador pague los impuestos por tí.

Pedir factura legales a tu nombre.

Abrir cuentas bancarias.

Poder depositar en cuenta; el AFORE con los propios aportes de tu salario formal.

Pedir Préstamos.

Tener acceso a programas sociales o becas.

¿Para qué trámites de personas Morales; es útil tener RFC?

Abrir Cuentas bancarias.

Vender propiedades.

Participar en Licitaciones y contratos de mayor envergadura.

Poseer mayor seriedad y distinción de la empresa.

Poder contratar personal calificado.

Aquellas empresas que se inscriban bajo el régimen de incorporación como estéticas, barberías, talleres mecánicos o misceláneos, podrán acceder a tener seguridad social, no pagan impuestos en el primer año, y obtención de créditos para iniciar y hacer crecer el negocio.

Otra ventaja es que puedes estar en más de un régimen a la vez utilizando el mismo RFC.

Puede un menor de edad poseer un RFC

Aquellos menores de edad a partir de los 16 años de edad pueden hacer su inscripción en el RFC, previo cumplimiento con los requisitos establecidos en la ficha 160/CFF, anexo 1-A de la Resolución Miscelánea Fiscal. En caso del que el menor este percibiendo salarios.

¿Aparte del RFC que más debemos poseer?

Una vez tengamos nuestro RFC, es necesario que contemos con una cédula de identificación fiscal (CIF), este es uno de los documentos más importantes que debe poseer un contribuyente.

Este se expide por la Secretaría de Hacienda y Crédito público, es el que contiene el RFC y el nombre de las personas tantos físicas como morales.

Automáticamente al ser contribuyentes, es obligación poseer esta cédula de identificación fiscal (CIF); ésta será necesaria para cualquier tipo de trámite así como para cualquier consulta ante el SAT (Servicio de Administración Tributaria).

Esta cédula debes estar reimpresa en las facturas y recibos emitidos, como efecto de control fiscal. De esta manera se reimprime a su vez el RFC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *